domingo, 30 de septiembre de 2018

Policía Municipal de Rosarito detiene a 150 menores de edad en fiesta "rave"



 Redacción Infonort / Fotos: Cortesía Rosarito News

Playas de Rosarito.- Policías Municipales de Playas de Rosarito irrumpieron en una fiesta "rave", en la calle Mexicali de la colonia Machado Norte, en la que extraoficialmente se informó que fueron detenidos alrededor de 150 menores de edad, al descubrirse que en el lugar se estada consumiendo alcohol y drogas.

En el domicilio, que fue clausurado, los elementos policiacos encontraron droga, principalmente marihuana, cocacína y heroína; alcohol y armas de utilería. La acción de la autoridad obedeció al reporte de los vecinos de que había exceso de ruido a altas horas de la madrugada.


De acuerdo con la información disponible, al atender el reporte los policías descubrieron que la mayoría de los asistentes a la "fiesta" eran menores de edad, de entre 11 y 15 años, entre ellos jovencitas totalmente alcoholizadas o drogadas.

Todos fueron llevados a las oficinas de la policía, ubicadas en la Delegación Centro de Rosarito, a disposición del juez calificador, para ser entregados a sus padres. 

De acuerdo a información extraoficial, los encargados de esta fiesta, cobraban en promedio $200 pesos por ingresar.


Este tipo de "fiestas", que en realidad son una forma de mercadeo de drogas entre los jóvenes, son comunes en diferentes partes del país y se les llama "rave", al adoptar el nombre de las rave, rave dance o rave party, un término cuya utilización está documentada por primera vez el 4 de abril de 1970 para concentraciones de jóvenes para escuchar música electrónica.

En la década de los 80, en este tipo de concentraciones que comenzaron en Inglaterra y se popularizaron en todo el mundo, se volvió masivo el uso de todo tipo de drogas.


En México, el término se usa para fiestas organizadas por traficantes, a veces infiltrados en las propias escuelas y en grupos de redes sociales, que invitan a los muchachos como si se tratara de una fiesta común y corriente, pero cuyo objetivo es inducirlos al consumo de alcohol y enervantes, lo cual no podría ocurrir sin la permisividad de sus padres.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario