domingo, 2 de diciembre de 2018

Reconoce Consejo Consultivo de la CEDHBC al CECUT por su apoyo en la promoción y educación de derechos humanos

Tijuana.-La Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Baja California (CEDHBC) y su Consejo Consultivo, reconocieron al Director del Centro Cultural Tijuana (CECUT), Pedro Ochoa Palacio, por su destacada colaboración en las tareas de promoción y educación en derechos humanos.

Asimismo, nombraron al CECUT como Casa de los Derechos Humanos, por su invaluable apoyo a la CEDHBC, brindando las facilidades para desarrollar dentro de sus instalaciones las actividades de promoción, protección y supervisión de los derechos humanos, convirtiéndose así un recinto promotor de una cultura de respeto a la dignidad humana.


La Ombudsperson de Baja California, Melba Adriana Olvera Rodríguez, recordó que en julio de 2016 la Defensoría firmó un convenio de colaboración con el CECUT con el objetivo de desarrollar acciones conjuntas de educación, información, difusión, capacitación, prevención, atención y defensa en materia de derechos humanos; además de promover el pleno desarrollo de la población a través del acceso a los derechos culturales, actividades que se han venido realizando, según refirió.

Olvera Rodríguez destacó el apoyo de la institución federal en la realización de actividades de educación como talleres, conferencias, foros, exposiciones, cine-debates, capacitaciones, sesiones de Observatorios de derechos de personas con discapacidad y mujeres, entre otros.

Además, subrayó que la Defensoría también impartió diversas capacitaciones a personal del Centro Cultural en materia de derechos humanos en el arte y la cultura, igualdad, la no discriminación, los derechos de las personas con discapacidad, así como trato adecuado a éste y otros públicos.

La Presidenta de la CEDHBC, resaltó que las actividades de educación antes mencionadas contribuyeron a sentar las bases para que en Baja California en el mediano y largo plazo se consolide una cultura de entendimiento de la importancia del respeto a la dignidad humana, una cultura de convivencia armónica, de verdadera paz y de respeto a los derechos humanos.

“Sin la colaboración del CECUT hubiera sido difícil llegar a tantas personas y de manera tan estratégica en actividades importantes de educación en derechos humanos”, agregó.

Para finalizar, manifestó la importancia de este tipo de alianzas con instituciones públicas, organizaciones de la sociedad civil, y la sociedad en general, para contribuir a tener en nuestro Estado una sociedad más justa, más equitativa, más incluyente y más respetuosa de los derechos humanos.