martes, 26 de febrero de 2019

Dos heridos y gigantesco caos vial en Rosarito, por balacera


Crispín Garrido Mancilla / Infonort

Playas de Rosarito.- Dos personas con heridas de arma de fuego fue el saldo de un aparente intento de ejecución al mediodía de este martes al norte de esta ciudad, lo que provocó que fuera cerrada la circulación en los dos principales accesos a la zona del Pabellón Rosarito y la colonia Reforma, causando un gigantesco caos vial.

De acuerdo con la información recabada, el incidente comenzó a unos metros del acceso al Colegio de Bachilleres (Cobach) Primer Ayuntamiento (más conocido como La Tomatera), donde al menos dos individuos, que se encontraban a pie, abrieron fuego contra los dos ocupantes de un vehículo Jeep Cherokee color gris, quienes con diversas heridas, huyeron de la escena a bordo de la misma unidad.

Al accionar la reversa, la Cherokee impactó a un miniauto FIAT blanco que se encontraba estacionado, huyendo de norte a sur por la avenida Plan de San Luis, en tanto que los agresores escaparon a pie por los terrenos baldíos cercanos a la autopista escénica Tijuana-Ensenada.

Sobre el pavimento quedaron esparcidos al menos 13 casquillos percutidos, lo que motivó que la Policía Municipal acordonara esa vía de circulación, impidiendo la entrada y salida de vehículos y obligando a los estudiantes a llegar o retirarse de la escuela caminando.

Mientras tanto, los heridos a bordo de la Cherokee llegaron hasta la altura de la plaza comercial Pabellón Rosarito, donde fueron auxiliados por policías municipales y desde donde fueron trasladados al Hospital General a bordo de ambulancias de la Cruz Roja.

En medio de la confusión, la Policía Municipal acordonó ambos carriles de la misma avenida en el punto donde estaba la camioneta y, más tarde, también el acceso a la misma vialidad, donde conecta con la calle Melchor Ocampo o Camino a Pemex.

Mientras había muy poco qué hacer, porque los agresores habían huido y los heridos ya estaban en el hospital, se formó un enorme congestionamiento que demoró casi dos horas, sólo con las unidades que intentaban abandonar la zona acordonada.

Quienes habían sido tomados por el incidente en esa zona avanzaban, a vuelta de rueda, a través del estacionamiento del Pabellón, la mayoría de cuyos accesos fueron bloqueados con tubos como parte del proyecto para hacerlos de paga.

Al mismo tiempo, trabajadores de decenas de negocios del área, habitantes del Fraccionamiento Reforma y otros conjuntos habitacionales costeros, permanecían en sus vehículos a la espera de poder ingresar.
Hasta los carrotanques que venían a cargar combustible en la Terminal de Almacenamiento y Reparto de Pemex, tuvieron que hacer fila a la altura del bulevar Benito Juárez, cuando, para permitir el deshogo del tráfico de la zona del Pabellón, se cerró también la entrada desde el bulevar Benito Juárez.

Hasta el momento de redactar esta información no había reporte de personas detenidas a raíz de esta agresión.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario